sábado, 24 de julio de 2010

Regalo de Comunión

Estuve varios meses bordando a escondidas este cuadro como regalo sorpresa para la Comunión de María. Le encantó porque no se lo esperaba, y para mí fue una satisfacción


3 comentarios:

  1. Un trabajo precioso. Sí que tiene que ser difícil hacer punto de cruz a escondidas. La verdad es que es muy laborioso, pero tiene su enganche.

    ResponderEliminar
  2. verdaderamene has trabajado mucho para la comunión de tu hija.... es todo precioso

    Besos :)

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias a las dos por vuestros comentarios. Tiene su trabajo, es cierto, pero al final tiene su recompensa

    ResponderEliminar